A partir de los 40, o incluso antes, nuestra piel empieza a mostrar una serie de cambios en su aspecto que denotan una pérdida significativa de vitalidad y brillo. Los temidos signos de envejecimiento del rostro se suelen presentar de varias maneras: con la aparición de arrugas, patas de gallo, manchas y con la pérdida de elasticidad y firmeza.

Siendo una de las principales preocupaciones estéticas tanto para hombres y mujeres, el paso del tiempo y el envejecimiento cutáneo no solo está presente en nuestra piel, sino también en nuestro día a día, con campañas publicitarias que lanzan continuamente los medios de comunicación. ¿Y cómo lo hacen? Presentando soluciones en forma de productos específicos que demuestran una gran efectividad para retrasar la aparición de los primeros síntomas del envejecimiento.

Sin embargo, lejos quedan los antiguos tratamientos con los que se podía conseguir un aspecto más joven y saludable, no antes sin pasar por el quirófano. Por suerte, actualmente existen técnicas de lifting facial no invasivas, capaces de rejuvenecer nuestro rostro sin necesidad de hospitalización, incisiones o anestesias, Unos tratamientos que te descubrimos en el siguiente post.

lifting facial sin sirugia

lifting facial

La Ultherapy o cómo tener un rostro más joven con un lifting sin cirugía

Mientras que para un lifting facial el precio de la intervención quirúrgica supera los 3.000 euros, con los nuevos métodos de lifting sin cirugía como la Ultherapy se obtienen mejores resultados con un precio que ronda los 2. 000 euros. De hecho, es muy habitual entre las personalidades públicas y la celebrities utilizar este tipo de tratamientos para remodelar el cuerpo, sobretodo en zonas localizadas como el rostro, el cuello y el escote.

Avalada por la Administración de Alimentos y Fármacos para el rejuvenecimiento de la piel, la Ultherapy emplea técnicas muy diferentes a las de hace una década, siendo mucho más precisas y efectivas.

De este modo, la Ultherapy focaliza toda su acción en las partes del cuerpo en las que se quiere actuar. Para conseguirlo, se utilizan ultrasonidos de alta intensidad para las capas subcutáneas de la piel, sin dañar la epidermis y, al mismo tiempo, obteniendo el efecto de la neocolagénesis. De este modo, se obtiene una cicatrización y una contracción del tejido muscular mucho más rápida, estimulando a su vez la generación de colágeno y elastina, esenciales para mantener la piel joven

La Ultherapy es una técnica desarrollada con los últimos avances en biotecnología, con la que se obtienen resultados visibles al cabo de 2-3 meses desde el inicio del tratamiento. Así mismo, después de someterse a este tipo de lifting facial no quirúrgico, no es necesario tomar medidas específicas como en los tratamientos convencionales, ya que la Ultherapy no es invasiva y no se conocen efectos secundarios en pacientes. En definitiva, el resultado es el de una piel visiblemente rejuvenecida y con un aspecto en el que no se ha perdido la naturalidad.

JUVEDERM HYDRATE 1* 1 ML

Las ventajas de otros tratamientos de lifting facial sin cirugía


Al margen de técnicas de lifting sin cirugía como Ultherapy, actualmente existen tratamientos alternativos con los que se puede recuperar el aspecto y la vitalidad de la piel. Los más destacados son los liftings faciales que utilizan ácido hialurónico, técnicas como la radiofrecuencia, hilos tensores y la mesoterapia.

Inyecciones de ácido hialurónico

Gracias a este componente, el organismo puede almacenar una cantidad mayor de agua y ser más resistente a la acción de la hialuronidasa: una enzima que destruye el ácido hialurónico y no permite que se renueve. En definitiva, se trata de una técnica que aporta un extra de hidratación a la piel, con la que se retrasa de forma efectiva la aparición de los principales signos del envejecimiento.

Radiofrecuencia

Es una técnica muy utilizada para el rejuvenecimiento del cuerpo y el rostro con la que se han obtenido muy buenos resultados. Su método se basa en el calentamiento de la epidermis a través de calor, estimulando la generación del colágeno que se encuentra en las capas subcutáneas. Eso sí, para mantener la producción de esta proteína natural es necesario someterse a esta técnica regularmente, con sesiones semanales.

Hilos tensores

Este tipo de lifting facial no intrusivo e indoloro, consiste en introducir una pequeña y fina aguja en la piel para lograr una mayor tensión cutánea. La principal ventaja de esta técnica es que no es necesaria la hospitalización del paciente ni el uso de anestesia general. Es suficiente con realizar una anestesia local.

Mesoterapia

La mesoterapia es, junto a la Ultherapy, una de las técnicas de lifting facial más conocidas y, a su vez, más efectivas. Este tratamiento, que combina algunos componentes como la toxina botulínica, el Rich y el ácido poliláctico, actúa en los distintos tejidos cutáneos y musculares reajustando la tensión de la piel, suavizando las líneas de expresión y reestructurando sus volúmenes (uno de los principales signos del envejecimiento).

lifting sin cirugia